bares-de-tapas-sevilla

Historia de las tapas: ¿Cómo surgió esta tradición?

Si por algo son famosos los bares en Sevilla es por sus tradicionales tapas. Hoy, en nuestro Patio San Eloy, como referente en bar de tapas, os contamos algunas curiosidades sobre cómo se originó este aperitivo y su evolución. ¡Seguro que no conocías su historia!

Cuando hablamos de tapas, puede que cualquier andaluz sepa a lo que nos referimos, no tanto quizás, en el norte. Habremos de dejar claro que se trata de un aperitivo que se sirve en bares en Sevilla y en muchas otras ciudades acompañados de una bebida (alcohólica o no).

Cuando hablamos de esta consumición, nos referimos a ella como: ir de tapas o “tapeo” y es que en muchas ocasiones salimos a la calle a comer o cenar a base de tapas. Pero, ¿sabes de dónde viene esta tradición tan singular y cuál ha sido su evolución?

Alrededor del tapeo hay muchas historias y mitos, nadie sabe con certeza la fecha ni en lugar dónde nació. Se habla tanto de sus inicios por campesinos, como origen real. Pero igualmente, en varios de estos relatos, hay algunos datos que son siempre coincidentes, aportando así veracidad.

  • El Quijote: ya aquí podemos leer sobre la tapa bajo el nombre de “avisillo“. Por eso de que se toma previo a la cena o comida principal.
  • Alfonso X El Sabio: Esta es otra historia de la tapa en la que se habla de que fue este monarca el que dio inicio a la tradición.
    El motivo viene porque por prescripción médica, tenía que tomar un par de copas de vinos al día y para evitar los efectos del alcohol, lo acompañaba de un pequeño tentempié.
  • Reyes Católicos: otra historia que llega a nuestros oídos es que en esta época, y para evitar la multitud de incidentes a la salida de las tabernas, los camareros acompañaban las copas de vino de alguna loncha de jamón y otros embutidos.
  • Alfonso XIII: siguiendo con la realeza. Se cuenta que fue este monarca el que en Cádiz dio el origen de la tapa.
    En el momento en el que pidió una copa de vino y el viento de Levante gaditano hizo de la suyas.
    Se le ocurrió al camarero entonces, para evitar que entrara polvo en el vaso, colocar una loncha de jamón encima de la copa. De ahí viene su nombre. A Alfonso XIII le gustó tanto la idea, que repitió.
  • Siglo XIX: Con la idea de reponer fuerzas y continuar el trabajo sin realizar comidas copiosas, los trabajadores del campo tomaban una copa de vino acompañada de algo de comida: chacina o queso.
  • Siglo XX: en Almería, cuenta otra historia que se tapaban las copas de fino con lonchas de jamón o lomo para que no perdiera su olor.

Aún no queda claro el por qué a día de hoy seguimos comiendo tapas en cualquier bar de Sevilla, pero sí que es verdad que están completamente consolidadas en España. Muestra de que de forma rápida y variada también se puede comer de manera saludable.

Aunque históricamente fueran siempre lonchas de jamón, queso o chacinas, a día de hoy “el tapeo” ya incluye una mayor elaboración. Te recomendamos que conozcas las tapas tradicionales en los bares en Sevilla acompañado de la bebida que más te refresque.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>